NOSOTROS

Finca El Maco no es solo un hotel, es el hogar de René, Paty, Yolanda y Yanay, y es considerado también el segundo hogar de nuestros colaboradores Amparo, Nelson, Fabián y Tatiana, así como de muchos huéspedes y amigos de esta casa que la han visitado en más de una ocasión desde que comenzamos a operar en 1996. ​

René Suter, nacido en Suiza y agustinense de corazón, pues lleva radicado desde hace más de 30 años en San Agustín, comenzó con un pequeño restaurante y vendía también productos de la finca (leche, quesos, yogurt, fresas). Un par de años más tarde, decidió construir una cabaña (la habitación Cabaña) para alojar a los familiares y amigos que vinieran a visitarlo, dando forma poco a poco a la idea de organizar un pequeño hotel de campo. Luego vendrían las construcciones de los Chalets, el Tipi y la Maloka y más tarde las Casitas, con lo que el negocio tomó fuerza y comenzó a ser reconocido en el pueblo y por viajeros de todo el mundo - hemos sido reseñados varias veces en guías de viajes como Lonely Planet o Petit Futé. 

El apoyo de su hija Yanay, de Paty, Yolanda, y de muchas otras personas que han vivido, trabajado y puesto su corazón en El Maco durante todos estos años, como Rocío, Alirio, Ruth, Kelly, por nombrar algunos, ha sido fundamental para que nuestra Finca crezca, pero sobre todo para que se siga sintiendo como un hogar, así como nos lo manifiestan muchos de nuestros visitantes.

En los últimos años, hemos remodelado el restaurante, las cabañas, varias áreas comunes del hotel, y construido nuevas habitaciones como el Ecolodge, nuestra apuesta más lujosa, o los Domos, con un concepto más cercano al glamping. 

La Finca ha crecido desde que René comenzó con la acogedora Cabaña, y, lo que es más importante para nosotros, también ha crecido junto con ella el espíritu de hogar y de familia que fue y ha sido siempre la motivación y la razón de ser de nuestro hotel.

 

SOSTENIBILIDAD

Nuestra filosofía siempre ha sido ofrecer un lugar de descanso y relajación en armonía con la naturaleza y que se integre respetuosamente con el entorno y con la población agustinense . Estos son algunos ejemplos de cómo buscamos aportar a la sostenibilidad de nuestra Finca y de San Agustín:

  • Gestionamos nuestro propio programa de reciclaje y monitoreamos nuestros consumos de recursos buscando siempre optimizar su uso.

  • Los calentadores de agua de nuestras cabañas funcionan con páneles solares

  • El 95% de los insumos de nuestro Restaurante provienen de comercios de San Agustín, del mercado local e incluso de nuestra propia Finca (parte de los huevos, leche, hierbas aromáticas y algunas frutas son producto de nuestra granja).

  • El gel de ducha en los baños de nuestras habitaciones así como la mayoría de elementos de limpieza que utilizamos en la Finca son biodegradables.

  • Nuestras cabañas fueron construidas por agustinenses utilizando siempre que fue posible materiales biodegradables.

  • Nuestros colaboradores son de San Agustín y están contratados siguiendo todas las previsiones de la Ley laboral; así mismo, contamos con todos los permisos y documentación actualizada y en regla que garantizan una operación segura y transparente.  

A lo largo de estos años, hemos recibido varios visitantes colombianos y extranjeros que se han quedado a hacer prácticas, a desarrollar algún proyecto en particular o simplemente a echarnos una mano en nuestra Finca.

Si estás interesado en trabajar con nosotros una temporada o tienes una propuesta para desarrollar algún proyecto social en El Maco o en San Agustín y crees que podríamos cooperar juntos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.